Recomendaciones literarias para San Jorge

La mañana del 23 de abril es una de esas mañanas en la que despertarnos nos cuesta menos. Es el día de San Jorge, patrón de Aragón, y también es el día del libro. Aragón y libros son dos conceptos que hacen de esta jornada una cita especial para muchos de nosotros. Salimos en tropel para hacer un poco más fácil la vida de nuestros libreros y para cruzar las miradas con compañeros de viaje con los que hace tiempo que no compartíamos billete. Adoro el 23 de abril.

Como ya viene siendo habitual en Sinprobarpipasfacundo, compartiré con vosotros mis recomendaciones literarias a la vez que espero las vuestras. El campo de comentarios y las redes sociales están abiertos a todo tipo de sugerencias libreras.

“Escarabajo Hitler”

Escarabajo Hitler

La editorial Fonambulista ha traducido al castellano y editado en nuestro país “Escarabajo Hitler”, de Ned Bauman, un joven británico prometedor. Bitemporal, se enmarca dentro de las novelas de género negro. Las dos narraciones están aunadas por la vida del entomólogo Erskine (un británico ario de los años 30) obsesionado con la eugenesia y la superioridad blanca. Un joven londinense, coleccionista de objetos nazis, encuentra una carta de Erskine dirigida a Hitler. Allí empiezan sus problemas y nuestra diversión.

La novela comienza así: “A veces, cuando no tengo nada que hacer, me gusta cerrar los ojos e imaginarme la fiesta del cuadragésimo cumpleaños de Joshep Goebbels. Me gusta creer que, incluso en aquel ajetreado otoño de 1940, Hitler podría haber encontrado tiempo para organizarle una fiesta sorpresa a su íntimo amigo”.

“Una mujer, una casa, una novela”

Una mujer, una casa, una novela

Realismo alemán de posguerra. No hay nadie como los germánicos para narrar las simplezas de la vida cotidiana y convertirlas en un río de interesantes acontecimientos que atrapan al lector. Wilhem Genazino en su obra “Una mujer, una casa, una novela” nos adentra en la vida de un joven de 17 años que lleva una doble vida. Para contentar a su madre trabaja de aprendiz de carpintero, pero su verdadera pasión es escribir y lo hace para un periódico local. Poco a poco va creciendo y haciéndose un hueco en este último campo a la vez que va madurando. Su objetivo: Tener una mujer, una casa y una novela.

“El Tejedor”

El Tejedor

James Sallis es un amante del Jazz y como tal lo muestra en sus novelas. “El Tejedor” es la primera vez que Sallis nos presenta a Lew Griffin, un detective de Nueva Orleáns, a través de cuatro historias que transcurren en cuatro momentos cronológicos. En cada una de ellas investiga la desaparición de alguien. Con estas pinceladas de su vida nos hacemos una idea del universo de Griffin y vemos como ha ido madurando y cambiando su situación con el paso de los años. Un muy buen ejemplo de novela de detectives con un sabor agrio de los bajos fondos.  A mí, solo me queda decirle: “Lew Griffin, encantada”.

Navegando he encontrado esta lista con la banda sonora de las canciones que nombra a lo largo de las 220 páginas de libro. ¡Qué la disfruten!

“Aventuras de un cadáver”

Aventuras de un cadáver

Los clásicos nunca están de más y sobre todo si nos referimos a Robert Louis Stevenson. Maestro de la aventura, ha conseguido que sus personajes formen parte de la cultura occidental. “La Isla del Tesoro” o “El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde” son lugares comunes en la mente del lector. Sin embargo, hoy les recomiendo “Aventuras de un cadáver”. Una obra muy divertida donde nos encontramos con la historia de la familia Finsbury, capaz de ocultar un cadáver para conseguir una Tontina.

¿Qué es una Tontina? El mismo Stevenson lo define así en la obra: “Un grupo de alegres muchachos reúnen en común cierta suma que ingresan rápidamente en un banco a interés compuesto. Cada uno de los depositarios vive como puede,y como es natural pasado eltiempo, van muriendo unos detrás de otros. Cuando han fallecido todos menos uno, este feliz mortal cobra la suma depositada, más los intereses compuestos. Lo más habitual es, según toda verosimilitud, que el dichoso superviviente en cuestión se halle tan sordo que no pueda ya oír el ruido que produce el feliz acontecimiento, y hasta es casi seguro que apenas le quedará tiempo para disfrutar en parte de su fortuna. Ahora entenderá el lector lo que este sistema tiene de poético, por no decir de cómico; pero a la vez hay en él algo de azaroso que le da cierta apariencia de deporte y que en otro tiempo le dio mucho boga.”

El cadáver será  solamente uno de los muchos personajes peculiares que se nos presenten ante los ojos de esta novela de humor.

“El Testamento del Viejo Mile”

El Testamento del Viejo Mile

La editorial Ecícero ha comenzado su aventura en papel. Anteriormente sólo publicaba en digital pero ha lanzado al mercado varias de sus obras en formato físico. Una de ellas es el Testamento del Viejo Mile, de Alberto Salcedo Ramos. El colombiano acaba de recibir el premio de periodismo Ortega y Gasset y no me extraña, ya que tiene una prosa que dota a sus reportajes de ese realismo latinoamericano que hace a sus letras tan especiales.

En un formato pequeñín, descubrimos la vida del Viejo Mile, Emiliano Zulueta, un juglar colombiano, autor de la Gota Fría, mujeriego y bebedor, inocente y culpable. Amante de las mujeres, la vida, la bebida y la parranda. Salcedo Ramos dibuja un retrato conmovedor que nos hace apreciar a este viejito colombiano que viajaba por la geografía de su país con un acordeón y mucho ingenio.

“A mí el ron me gusta tanto —dice, con los ojos encendidos—, que nunca lo combino con comida, para no dañarlo. Vea: uno come y en seguida se le quitan las ganas de beber. Queda uno pasmado. Mejor aguanto hambre y así estoy en pie hasta que se termina la parranda”.

“Blanquito”

Portada Blanquito

Recién salido del horno, la editorial aragonesa GP, presenta Blanquito, una obra muy especial para Daniel Viñuales, ya que gracias al talento del ilustrador José Antonio Ávila, ha podido ver reflejada la vida de su bisabuelo, Mariano Viñuales, en las viñetas de un cómic. La obra es una adaptación de la novela del mismo nombre.

Blanquito nos coge de la mano para viajar con un exiliado de la España de la Guerra Civil a la República Dominicana. En su devenir veremos como el protagonista encuentra su auténtica libertad en la selva, donde como indica “desaparecía en mí la entidad política, convencional, y quedaba el hombre, el hombre primario con todos sus atributos y todas sus prerrogativas anteriores a toda ley y a todo gobierno”. Será a través de las conversaciones con los niños y los habitantes dominicanos como Blanquito, donde reflexionará sobre la condición humana, política y social del ser humano a ambos lados del Atlántico.

Asimismo, os invito a que echéis un ojo a anteriores recomendaciones de este mismo blog. Recomendaciones 2012 y ¡Llega el día del libro!
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: