Distopía ebólica

Ébola

Descubrieron la cura. Salía de la sangre de quienes habían superado la enfermedad. Fue entonces cuando África empezó a interesar a los blancos. De nuevo la historia de explotación se repetía siglos después. Barcos de supervivientes se llenaron con la promesa de una vida mejor. Muchos de ellos no conocían los trenes del Holocausto, pero vivieron una experiencia similar.

El tráfico de oro, coltán y diamantes eran sustituido por el de las propias personas. Se llegaba a pagar millones de dólares por un ejemplar adulto. Había que sacarles el suero de la sangre para salvar vidas de blancos. No importaba el portador. El tesoro era su sangre, ese líquido rojo, que servía para revivir a los pudientes. Pillar el ébola significaba muerte para los africanos pasto del propio virus o del egoísmo del norte. Se instalaron granjas. Al principio estaba escondidas, pero a medida que el virus se extendía, ocupaban lugares visibles. Incluso recibían la visitas de la prensa, siempre dispuesta a sus intereses.

Los científicos que descubrieron la cura maldijeron el inorportuno momento de gloria. Habían dado una salvación, pero a costa de la vida de un continente. Muchos no lo pudieron soportar y terminaron acabando con su vida. Las guerrillas ocuparon el subcontinente africano. Las farmacéuticas acabaron con los gobiernos. Las religiones se llenaron de fieles temerosos de la situación. Beatos oportunos.

Fueron años difíciles. Años de silencio en nuestra historia. Pocas fuentes quedan de aquella época. Algunos culparon a los españoles, otros a la pobreza del alma humana. Hoy recuperaros sus documentos y sorprendidos revivimos releyendo los periódicos de entonces todo aquello que comenzó en Europa un mes de octubre de 2014. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: