The Act of Killing, un instrumento para la memoria en Indonesia

Tengo una debilidad: El cine documental social. Una historia tiene que contar, denunciar y ponernos tras la pista de lo que ocurre. Una de esas cintas que me ha mantenido clavada la asiento últimamente ha sido “The Act of Killing”, una película que narra desde el punto de vista de los asesinos la matanza de más de 1 millón de personas entre 1965 y 1966 en Indonesia.

El director del film, Joshua Oppenheimer, quiso contar tal barbarie. Pero ¿cómo hacerlo en un país donde todavía no se han condenado los hechos? La matanza, llevado a cabo por mercenarios siguiendo las consignas del dictador Suharto, persiguió a comunistas y minorías chinas. Suharto estuvo en el poder desde 1967 hasta 1998, demasiados años para convencer a su población de sus consignas. También han transcurrido demasiados pocos años para una revisión histórica de sus atrocidades en su país.

The Act of Killing, imágenes de la película que ruedan los protagonistas

La cinta cuenta cómo un grupo de “gangster” ejecutores de las órdenes de exterminio de Suharto quiere grabar una película al estilo Hollywood de cómo mataron durante ese año. Ruedan una película con ellos como protagonistas recreando sus torturas y visitando de nuevo esos espacios donde actuaron en la vida real. Ante nosotros pasean varios verdugos reales, pero también verdugos ideológicos.

La cinta está bien, pero lo más interesante es el debate que ha levantado en Indonesia, donde la memoria histórica de las víctimas se había acallado durante décadas bajo una sociedad a la que se han dedicado a engañar y ocultar información. En este país asiático aún existen grupos legales paramilitares al servicio del estado como la Pancasila Youth, una organización fascista que sigue odiando a los comunistas y a la que pertenecen muchos de los gangsters que perpetuaron la matanza. A ellos se han unido nuevos extorsionadores.

Evidentemente, el documental ha sido censurado en Indonesia, pero eso no ha evitado a que se hayan extendido como la pólvora las sesiones clandestinas. Incluso, en la página oficial del la cinta existe la opción de descarga gratuita para las personas que viven en Indonesia. Así pueden ver sin miedo los 119 minutos de metraje para conocer los hechos de su historia reciente.

Por suerte, el debate está ahora abierto en Indonesia. Os recomiendo que leáis este artículo publicado en The Guardian titulado What Indonesians really think about The Act of Killing. Por supuesto os invito también a que veáis el documental. Os dejo el trailer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: