Reflexiones sobre el periodismo en el que vivimos

Embed from Getty Images

Hacía días que no me dejaba caer  por aquí. La vida de un freelance es lo que tiene, que exprimes al máximo las jornadas y de lo último que tienes ganas es de seguir escribiendo, aunque sea para ti mismo. Con motivo de mi asistencia junto a @oscarsenar y @manzaniano a una de las actividades promovidas por el Congreso de Periodismo Digital de Huesca me he lanzado a escribir unos cuantos párrafos, inspirada tras leer las conclusiones que ha escrito Óscar Senar en su blog después de escuchar a Javier del Pino, Carmen Aristegui y Marcelo Beraba dialogar sobre el  periodismo actual.

De vez en cuando, no está mal retroceder a los años en los que reflexionábamos, discutíamos y debatíamos sobre la profesión en la que creíamos tener un futuro. Aquí van unas cuantas palabras, que en mi cabeza tienen sentido.

La ciudadanía ya no es ingenua. Por suerte, la sociedad ha ido despertando (a base de hostias) del letargo provocado por más de 40 años de dictadura. España ha madurado para convertirse en una señora mayor. Desconfíada, con pensión mínima y con cuatro dientes intactos. La crisis económica, pero también de valores sociales, ha provocado que el lector/oyente/televidente no confíe en nada ni en nadie. Y hace bien. ¿Cómo vas a fiarte de un periodista que sale en un anuncio de un banco o una caja de ahorros que anda desahuciando familias? ¿o de otro que hace una entrevista pactada? ¿o de un medio que publica una nota de prensa igual que el medio de la competencia, sin cambiar una sola coma? La culpa es de un sistema fallido que ha terminado pudriendo a todos los “poderes” del estado. El periodismo no iba a ser menos.

En España sufrimos una crisis de identidad que afecta a todos los estamentos. Nuestro periodismo no se puede comparar con el de Latinoamerica u otros países porque nuestros problemas son otros. Los nuestros vienen siempre de lo mismo: corrupción, caquismo, dinero, tradición mal entendida…  Todo ello dentro de una unión económica europea. ¿Cuándo acabarán? Quizá la pregunta tendría que ser ¿acabarán?

También es cierto que en los últimos tiempos, como indica Óscar, han nacido nuevos medios descendientes de la desintegración de los viejos medios. Sin quererlo heredan muchos de sus vicios, que terminan acabando con las esperanzas de los lectores. ¿Falta de medios? ¿Excesivo foco en los temas de siempre? ¿Sobrevivirán? ¿Serán una alternativa a largo plazo? 

Al paso que vamos el periodismo se va a convertir en un hobby, que sólo unos pocos van a poder pagarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: