Hospital Partisano Franja

Hospital Partisano Franja

Estamos en 2012, un grupo de italianos sonríe y se fotografía junto a una barandilla sobre un pequeño riachuelo. Se trata del río Cerisnisca y lo que parece un lugar idílico oculto en lo alto de una montaña de la zona de Dolenji Novaki, en Eslovenia, fue un hospital de campaña donde los partisanos, escondidos de los nazis, levantaron un campamento clandestino para cuidar y tratar a sus heridos durante la Segunda Guerra Mundial.

El Hospital Partisano Franja (Bolnišnica Franja) es sólo uno de los hospitales que los partisanos construyeron a lo largo de Eslovenia durante el conflicto, no obstante, es el más significativo. El Hospital se levantó en diciembre de 1943, tras la capitulación de Italia, y estuvo en funcionamiento hasta el final de la contienda en mayo de 1945. Con la ayuda de civiles, se levantaron 14 casetas de madera donde se creó un centro médico de alto nivel. El nombre, Franja, se eligió a posteriori en honor a la Doctora Franja Bojc Bidovec, física, que participó en la administración del Hospital desde enero de 1944. Sin embargo, el fundador fue Viktor Volčjak, inspirado por las ideas de Janez Peternelj.

Reconstrucción de quirófano del Hospital Franja

El recinto tenía capacidad para tratar a 120 enfermos a la vez. Atendió a un total de 522 pacientes de varias nacionalidades tanto yugoslavos como aliados. De todos los internos que pasaron por sus camas sólo murieron 61. Era un lugar secreto que sólo conocían unos pocos elegidos. Para evitar la propagación de su localización, los enfermos eran trasladados por los abruptos paisajes de noche, con los ojos vendados y en camillas. La vida dentro del Hospital se desarrollaba normalmente con quirófanos, cocinas, salas de recuperación… Incluso surgieron publicaciones internas. Hombres y mujeres convivían y luchaban por sacar adelante a los heridos, con la ayuda de los habitantes de la zona. Siempre existió el riesgo de ser sorprendidos por los alemanes, pero afortunadamente, terminó la guerra y el Hospital no fue descubierto.

En 1963 fue abierto al público como parte de un recuerdo, memoria histórica, orgullo partisano. Hasta 2007 se mostraba el campamento original, pero el 18 de septiembre de ese mismo año, una inundación destruyó el recinto. Hubo que reconstruirlo (solo quedó en pie una de las 14 cabañas) y se reabrió al público en mayo de 2010.  Casualmente, en 2007, fue declarado como Patriminio Europeo.

Es una visita curiosa que recomiendo a aquellos que se dejen caer por Eslovenia ya sea por el propio interés histórico como por entorno que lo rodea. Hay que acceder en coche a la zona, pero para llegar al recinto habrá que caminar por un suave camino que está aderezado con paneles informativos donde poco a poco el visitante va entrando en la historia del Hospital.  Para conocer la zona os recomiendo este enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: