Desempolvando Trieste

Atardecer en Trieste.

El sol se refleja en la porcelana de los edificios, mientras que la última luz del día destella en las aguas calmadas del Gran, y único, Canal de Trieste. La ciudad italiana, con aroma a café, esconde un pasado convulso, que hasta hace poco desconocía.

Puerto del Imperio Austrohúngaro se desarrolló como un centro multicultural, con una representación de varias religiones en pleno corazón urbano. Observando un edificio, un triestino se paró a mi lado y me comentó: “¿Te has fijado que en Trieste todas las esculturas tienen buenas tetas? Aquí pertenecer a la religión católica no era tan importante como lo era en Viena o lo es ahora en Roma. Había muchas”. De origen romano, coqueteó con los francos y venecianos para acabar convirtiéndose en la salida al mar del Imperio Austohúngaro. Para facilitar su crecimiento, el emperador José II, sucesor de la emperatriz María Teresa (auténtica impulsora), promulgó el Edicto de Tolerencia, en el cual daba libertad de culto, de negociación y de posesión de bienes a todos los triestinos. Comenzó entonces una emigración hacia el Puerto Franco desde todos los puntos del Imperio. Se instalaron eslovenos, griegos, judíos, serbios, prusianos…

Tras la desintegración del gran imperio de la Europa Central en 1918 surgieron los problemas. ¿A quién pertenecía Trieste? En 1915, los países de la Entente firmaron en Londres un tratado secreto con Italia mediante el cual, si el Reino entraba en la Primera Guerra Mundial obtendría a cambio un vasto territorio del Imperio Austrohúngaro, incluida la zona de Trieste e Istria. El problema era que en esta zona no sólo vivían italianos, sino también un gran número de eslovenos y eslavos, que no aceptaron y lo consideraron una usurpación.

Eslovenia, junto a Serbia, Croacia y Bosnia Herzegovina, formó el Estado de Eslovenos, Croatas y Serbios. El nuevo país vio injusta la ocupación por parte de Italia de Trieste y comenzaron unas largas negociaciones que acabaron con el Tratado de Rapallo. Éste, firmado en 1920, era claramente favorable a los intereses italianos y, además de la ciudad de Trieste, los latinos obtuvieron la zona de Istria (Kóper, Izola, Piran). En 1924, ya con Mussolini, también se anexionaron la zona de Fiume. Fueron años de grandes protestas sociales y enfrentamientos en las calles de la ciudad, en la que participaron grandes segmentos de la población de ambos orígenes. Incluso surgieron grupos terroristas como TIGR por parte de los eslovenos, mientras que los italianos comenzaron una italianización de la población que vivió sus momentos más intensos con la llegada de los Fascistas al poder.

Durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, Italia siguió con sus ansias anexionistas y ocupó parte de la actual Eslovenia, incluida Ljubljana, capital del país, donde ondeaba la bandera fascista y chirriaban las botas de los hombres de Mussolini. Una vez acabado el conflicto, salió de nuevo a la palestra el problema triestino. ¿Qué hacer con esa zona?

Territorio Libre de Trieste. Fuente: Wikipedia.

De esta manera, en 1947, se creó el Territorio Libre de Trieste, dividido en dos zonas. La zona A, que abarcaba Trieste, era administrada por el ejército británico y americano y la Zona B, que incluía Istria, era controlada por el Ejército Nacional Yugoslavo. Siete años después, se firmó un nuevo tratado en el que Trieste pasó a formar parte de Italia e Istria, parte de Yugoslavia. En 1975 se ratificó el Tratado y otra vez en 1992, cuando Eslovenia consiguió la independencia.

Hoy en día, Trieste, según me explicó otra triestina, está en pleno proceso de depresión económica. Sus actividades portuarias son escasas, los esqueletos de los hangares del puerto siluetean una crisis que no entiende de nacionalidad, ni de pasado.

Anuncios
Comments
One Response to “Desempolvando Trieste”
  1. Marco Franco dice:

    en Trieste se descubrieron varias cosas…como por ejemplo que juridicamente el TLT nunca murio y que italia nos esta ocupando ilegalmente;ademas el tratado de paz de Paris del 1947, donde italia perde la soberania sobre Trieste…esta en las mismas leyes italiana! si quieres mas informaciones, checa aqui!
    http://triestelibera.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: