Primeras impresiones

Ljubljana centro.

Bueno, visto que el antiguo blog se dio por muerto antes de comenzar la aventura, voy a aprovechar Sinprobarpipasfacundo para ir contando mi experiencia en Eslovenia.

Ljubljana es preciosa, parece una ciudad de cuento. Eso sí, hay mucha diferencia entre lo que es el mismo centro y las afueras, que tienen estética comunista y hay partes que dan miedo,  aunque todo el mundo me ha asegurado que es un lugar hiperseguro. Prueba de ello puede ser que ayer se me rompió el bolsillo de la mochilla (Hola óscar, sí tu mochila) y fui por las afueras con la cartera y el móvil al aire durante bastante rato y no pasó absolutamente nada.

La ciudad tiene un nivel de vida parecido al español. Como dije ayer, el bote de Nutella cuesta lo mismo en España que en Eslovenia. Asimismo, un cortado cuesta entre 1 euro y un 1 euro 20. Hablo de precios del centro de la ciudad, ya que en los barrios dónde he ido a mirar pisos, no he tomado nada.  Imagino que en la periferia será mucho más económico todo. Los pisos, similar a España. Lo malo que aquí está muy de moda, además de compartir piso, compartir habitación…

Los eslovenos hablan bien inglés, aunque todos los carteles e informaciones están en esloveno. Me sorprende que estén tan poco preparados para el turismo ya que en la mayoría de los restaurantes solo tienen la carta en esloveno y no en inglés por lo que se hace muy complicado pedir. Mi instinto de supervivencia, no sé cómo, me hizo reconocer la palabra sopa y  gracias a ello la he esquivado en mi mesa hasta ahora. La búsqueda de piso con los carteles en esloveno tampoco ha sido sencilla.

Cartel de piso. Sin Google Translator imposible

LJ está muy bien para los estudiantes. Tienen muchos descuentos y con unos bonos pueden comer a mitad de precio en bastantes restaurantes de la ciudad. No pertenezco a ese grupo por lo que tengo que pagar lo mismo que el resto de los mortales. Sin embargo, en la tienda de telefonía me hicieron descuento por estudiante y el número esloveno me costó 1 euro con una tarjeta prepago que iba con 5 euros. Así que si venís de turismo os podéis traer un móvil liberado y comprar una tarjeta por un euro por si necesitáis llamar o llarmame. Asimismo, hay zonas en la ciudad donde el wifi es abierto, así que se puede estar online casi todo el día. Sino en los bares, los camareros muy amablemente te escriben la contraseña en tu móvil.

Y poco más os puedo contar de los primeros días en LJ, que estoy muy cansada porque el albergue no es demasiado cómodo y que tengo ganas de encontrar una habitación individual dónde echarme una siesta maja.

Anuncios
Comments
2 Responses to “Primeras impresiones”
  1. xipo dice:

    Voy a estar pendiente de todo lo que pongas por aquí!! Que quiero saber cositas de LJ!!
    Bueno…en menos de mes y medio nos tienes por ahi!! A ver si quedo con Rebeca para errar definitivamente todo y empezar con los preparativos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: