Capital Erótico, clave del éxito para las mujeres

“Ana perdió su trabajo en el sector financiero, por lo que tuvo que trabajar duro para encontrar uno nuevo. Comía menos, hacía ejercicio, perdió peso y llegó a aparentar diez años menos. Fue a la peluquería a teñirse el pelo y  se hizo un nuevo corte de pelo, más moderno, que la hacía parecer incluso más joven y llena de energía. Fue de compras e invirtió su dinero en un vestido caro que entrara en su nueva figura y que le hacía parecer atractiva y profesional (llevó este vestido a sus entrevistas de trabajo). Ana se sentía con confianza vistiéndolo. Tres meses después, había conseguido un nuevo trabajo en una consultoría y le pagaban un 50% más que en su anterior puesto.

 Ana trabaja en el sector privado, donde la apariencia cuenta más que en el público. ¿Por qué nadie invierte y deniega de aquello que no tiene que ver con la inteligencia, el conocimiento y la experiencia? Se aconseja a quienes buscan trabajo que acudan a sus contactos para explotar su capital social. Sin embargo, actualizar la apariencia y el estilo puede ser igualmente efectivo”.

Así comienza el libro Honey Money, The Power of Erotic Capital de la profesora Catherine Hakim, que se publicará en España por la editorial Destino y saldrá a la venta el próximo 20 de enero. La británica ejerce de docente de sociología en la prestigiosa London School of Economics y ha propuesto desde allí una nueva tesis feminista sobre la necesidad de las mujeres de usar su Capital Erótico para prosperar en todas las áreas de su vida.

Janelle Fishman as Emily; Travis Marshall as Eric the Chauffer; Revenge by Ellen von Unwerth. Fuente:Block.nicecracker.net

Janelle Fishman as Emily; Travis Marshall as Eric the Chauffer; Revenge by Ellen von Unwerth. Fuente:Block.nicecracker.net

Una teoría polémica que se aleja de anteriores pensamientos feministas (a los que además critica por puritanos e incapaces de romper el patriarcado social) y pone de relieve la importancia de la belleza y del físico, que según la autora, tienen el mismo peso que el desarrollo intelectual. Ambos no son innatos en el ser humano, por lo que hay que educarlos desde la más tierna infancia.

Hakim defiende que existen cuatro tipos de capital en una persona: El social, el económico, el cultural y el erótico. Este último es especialmente útil en el género femenino debido a la debilidad masculina ante la sexualidad. Tras una retahíla de encuestas en diferentes puntos del planeta, la profesora deduce que los hombres son mucho más suceptibles de ser

Catherin Hakim, autora de la teoría del Capital Erótico

manipulados por cuestiones relacionadas con la erótica que las mujeres. Ahí es donde la mujer tiene que saber cómo utilizar su capital erótico. Éste está formado por los siguientes seis pilares: la belleza, el atractivo, el encanto, el buen vestir, la energía vital y la capacidad sexual en sí misma. Hakim especifica que el concepto de cada uno de ellos puede variar en función de geografía.

La sensualidad se puede utilizar en varios aspectos. Uno de ellos, sostiene, es en el mercado el matrimonio. En la unión marital, explica, que el capital erótico femenino puede ayudar a impulsar la carrera profesional del marido, más si la esposa es ama de casa y permite al hombre despreocuparse del todo de las labores relacionadas con la crianza de los hijos y del hogar. Una mujer hermosa, preocupada por serlo y parecerlo, será mejor esposa y dará mejores resultados a un hombre que podrá triunfar en su carrera profesional. Otro de los aspectos es en la relación de fuerza dentro de la propia pareja. La mujer podrá tener la última palabra siempre, si juega la posible ausencia de sexo.

Naomi Watts by Ellen Von Unwerth. Fuente: http://www.trendecias.com

Asimismo, otro lugar donde la mujer debería utilizar su capital sexual es en el mundo laboral. Para conseguir mejores puestos y avanzar en una empresa tiene que saber jugar sus cartas. Hakim indica que esto puede tener una vertiente negativa (puede acabar en acoso) y una positiva, si solo es flirteo lo que se hace con los compañeros. Una mujer bella,femenina, con una manera de vestir arreglada, llegará más lejos dentro de una empresa privada que una mujer inteligente, sencilla, pero fea o con sobrepeso. Destaca, además, que esto es más evidente en trabajos de cara al público en los que la vida real y profesional van unidos tales como periodistas, profesionales que trabajan en el mundo del entretenimiento o la política. Una persona atractiva triunfará.

Descubrí la existencia de esta curiosa teoría el pasado domingo cuando leí el artículo “El Capital Erótico sirve a la mujer como atajo al éxito” en La Vanguardia. Una nueva mirada frívola a la condición humana y, sobre todo, a la femenina. Un todo vale por conseguir lo que una quiere. Un cálzate unos tacones de 10 centímetros, ponte tetas y menea ese culo si quieres progresar en tu carrera. Lleva en tu bolso relleno para tu sujetador y el libro del Marqués de Sade. Nadie te frenará.

Podéis leer en PDF su presentación oficial de la teoría aquí.

La traducción de las primeras líneas del libro es mía, por lo que en su presentación en castellano será probablemente diferente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: