Película de Terror: La Rebelión del Atlas

Atlas con el mundo a su espalda. Fuente: Apocryph

Hay películas de terror fácilmente reconocibles, pero hay otras que en forma no lo son, pero en contenido son realmente aterradoras. Este es el caso de La Rebelión del Atlas, un filme de Paul Johansson, evidentemente un director americano, que está basado en la novela del mismo nombre de Ayn Rand publicada en el año 1957.

Desarrollada en el año 2016 (al menos la cinta), la sociedad está cayendo en el más absoluto caos. ¿De quién es la culpa? Del estado y del intervencionismo. La filosofía subyacente, de manera obscenamente maniqueísta,  es que el estado es malo, lo privado es bueno. El interés del individuo es más importante que el bien común. La cuestión defendida por Rand es que el mundo se está yendo al carajo porque los gobiernos están dictando normas para frenar las acciones progresitas de los empresarios. El estado del bienestar frena las ansias y el progreso de los emprendedores, y por ende, de la civilización occidental. Ese estado es tan malvado que entre otras cosas no deja que unos trabajadores utilicen material no testado con anterioridad o que una sola persona tenga más de una empresa. El liberalismo y el capitalismo son la única solución para la decadencia.

Ante tal injusticia, van desapareciendo empresarios y hombres tecnócratas que están siendo reclutados por John Galt.  Estos están formando una sociedad perfecta en Atlantis (tienen narices el nombre). Allí conviven sin intervencionismo, ni hombres de estado y  el egoísmo e individualismo priman sobre todo lo demás, un mundo donde todo funciona. Según leo en la Wkiipedia (la película es solo una parte de la novela, se supone que rodarán la segunda parte) “los empresarios deciden abandonar su escondite de las Montañas Rocosas e ir a los centros de decisión; marchan encabezados por el dólar, símbolo que Galt ha elegido como símbolo de su particular rebelión”.  Imaginamos que regresan para salvar al mundo.

Ayn Rand, la creadora de La Rebelión del Atlas.

Escalofriante, ¿verdad? Pero lo que más miedo produce es la siguiente información recogida en Libertad Digital: “El New York Times hizo una encuesta en todo Estados Unidos preguntando qué libro había influido más en sus vidas. La primera respuesta fue la Biblia. La segunda referencia fue la de La Rebelión de Atlas, escrita por Ayn Rand”.

Si no tenéis suficiente os dejo este enlace de The Guardian con un maravilloso artículo titulado Frank Miller and the rise of cryptofascist Hollywood.  Disfrútenlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: