‘Tomates gigantes con el sabor de antes’

Hacía meses, quizá incluso más de un año, que no miraba un periódico gratuito. Esta mañana he roto la rutina y ha caído en mis manos un 20 minutos. Evidentemente lo he ojeado y me he quedado ojiplática con un publirreportaje que ocupaba toda la página 16 sobre “Tomates Gigantes con el sabor de antes”.

La foto de la abuela con un tomate que podría ser su nieto no tiene desperdicio. Pero aparte del impacto visual si hincas el diente al texto y al producto en sí, la cosa mejora. Lo que se vende en el publirreportaje son bolsitas de semillas de tomate que el comprador plantará y que, después de 8 semanas, podrá recolectar. El cliente disfrutará de tomates gigantes con piel fácil de quitar y pocas pepitas. El artículo asegura que los vegetales sobrepasarán los 58 centímetros de circunferencia. Toma ya.

El lenguaje propio del anuncio es graciosísimo. “Han sido necesarios varios años de investigaciones para tener a punto ‘El Tomate gigante con el sabor de antes’. Fruto de un largo y paciente seguido de experimentos (¿?), esta maravilla de tamaño y sabor estaba, hasta el momento, reservado a profesionales”, comenta la introducción. Eso sí, los que presentan el producto son honrados y aseguran que “en honor a la verdad, en el mercado se pueden encontrar tomates miniatura con buen sabor, pero su piel es muy dura, están llenos de pepitas y su precio es exageradamente caro”. “En cuanto a los tomates clásicos, es una catástrofe. Cada año es peor. Da la sensación de estar comiendo agua”, advierten al incauto consumidor. En algo estoy de acuerdo con este comercial, los tomates de supermercado tienen poco sabor comparados con los de huerto propio (yo no tengo huerto, pero sí amigos de pueblo con inquietudes hortofrutícolas).

La cosa mejora en el siguiente párrafo donde viene a decir que uno no puede comprar solo una bolsita de semillas porque todos los amigos y familiares querrán al menos un tomate, aunque, también indica, que en el caso de comprar muchas semillas “lo peor que le puede pasar es tener que vender sus excedentes a personas a las que no le apetezca regalárselos”. Vamos que te invita a que practiques el estraperlo del Tomate gigante con el sabor de antes en tu barrio. ¿Serán los famosos brotes verdes de Zapatero?

A continuación viene un cupón de reserva privilegiado (así se llama) donde aceptas y eliges la cantidad de bolsitas deseas. Después envías tu cupón a una dirección de teléfono y a esperar a que lleguen las semillitas…

Sinceramente, me he reído un montón con este publirreportaje. Es quizá la página más interesante del periódico de hoy. Eso sí, no pedía tomates ni loca. Si os interesan tomates de verdad os recomiendo una tienda en Huesca. En la calle Lanuza hay un ultramarinos donde venden productos de la huerta de la provincia. La tienda se llama Ortas y en verano (temporada del tomate) venden unos Tomates gigantes con sabor real para chuparse los dedos.

Anuncios
Comments
3 Responses to “‘Tomates gigantes con el sabor de antes’”
  1. DANIEL SCHWEGLER FILOSI dice:

    ESTOY INTERESADO EN COMPRAR SEMILLAS DE ESE TOMATE
    LAS ENVIAN?
    SR DANIEL SCHWEGLER FILOSI
    00-58-414-310-51-21
    relojesdaniel@gmail.com

  2. Luis Gonzalez dice:

    hola soy de costa rica quiero comprar de esas semillas me las envían a costa rica.lostuca1@hotmail.com saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: